Página de información y opinión de los hermanos y hermanas de la Real e Ilustre Hermandad del Santísimo Sacramento y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de las Aguas, el Señor Sentado en la Peña y Nuestra Señora de los Dolores (Guadalcanal).
Sigue puntualmente toda la actualidad de la Hermandad a través de nuestra cuenta de Twitter: @LasTresHoras

martes, 4 de junio de 2013

Se ha encendido una estrella, su nombre: German.


Te has ido como has vivido, prudentemente, sin hacer ruido, sin molestar.
Aquella noche me acosté tarde, preparando casualmente el regalo que Tú y Eva queríais hacerle a nuestra hija por su cumpleaños; Carlos en Granollers, dormía ya.
 
A los dos nos despertó el fatídico sonido del teléfono en el silencio de la noche y al otro lado, la voz desesperada,  angustiada de Eva y empezó el calvario para todos nosotros.
Te cogimos de la mano, te hablamos al oído y te pedimos que despertaras, pero ya te habías ido.
Queremos borrar esa imagen de nuestra mente y recordarte como Tú eras: tu amplia y blanca sonrisa, tu mirada sincera, tu pelo negro entrevelado, tu tranquilidad, que contrastaba con los nervios de Carlos, tu hermano de sangre y tu mejor amigo, distintos e inseparables.
Queremos recordarte en la felicidad de nuestra boda, en la vuestra, en el nacimiento y bautizo de nuestros hijos, en todos los buenos momentos y algunos malos también, que hemos pasado juntos; llevando a Hugo sobre tus hombros, ayudando a Tu Madre, siempre cariñoso y atento; sentado en el escalón del salón de tu casa riéndonos con las cosas de Tu Padre; viendo con Carlos tu querido Barça o comentando sobre cualquier deporte, os gustaban y entendíais de todos, mientras, Eva y Yo protestando de tanto deporte.
Recordarte en el Palacio, en la Piscina, tomando unas cervezas con tus amigos y disfrutando de tu, ahora corta vida, con las personas que te dieron la mayor felicidad: Tú Mujer y fruto del Amor, Vuestro Hijo.
Siempre madrugador, ya no nos despertarás en Guadalcanal, cada mañana: “Carlos, levántate, te espero en La Puntilla y tomamos un café, Tito”, así supimos de tu futura paternidad.
Donde quieras que estés, queremos que sepas que cuidaremos de Eva, tu hermano cumplirá lo que nunca pensó que tendría que cumplir: las promesas de Bautismo que como Padrino hizo ante Dios y ante todos. Sabremos transmitirle a Hugo quien era Su Padre: un Hijo cariñoso con sus Padres, siempre pendiente, un Hermano de sus hermanos, un segundo Padre para sus sobrinos, Carlos y Albert, que suerte han tenido, Amigo de tus amigos, desde muy lejos vinieron a verte, un Hijo, un Hermano y un Tito para tu segunda familia, la de Eva y sobre todo un Marido y un Padrazo ejemplar.
Quizás nunca lo dijimos con palabras, aunque estoy segura que lo sabías, como también nosotros: Te queremos  y te echaremos mucho de menos. Te has ido, pero una parte de Ti, estará siempre con nosotros y con todos los que tuvimos la suerte de conocerte.
Se ha apagado una luz y se ha encendido una estrella que nos iluminará el camino a seguir.
Descansa en Paz, Hermano, Descansa en Paz ,Germán.
 
Carlos y Julia